• Plan País Venezuela

Epidemiólogo de la Casa Blanca: no habrá tratamiento o vacuna que permita reiniciar clases en agosto


El director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU., Anthony Fauci, indicó este martes que una reapertura acelerada de la actividad económica podría tener “serias consecuencias” para la salud pública frente a la pandemia de coronavirus y sugirió seguir las recomendaciones oficiales sobre los procesos de levantamiento de cuarentena.


El epidemiólogo indicó que es poco realista que los estudiantes puedan regresar a las universidades a fines de agosto para el inicio del período de otoño, ya que no considera probable que para entonces haya una vacuna o un tratamiento adecuado para la Covid-19.


Con respecto a una eventual segunda ola de contagios que llegaría en ese mes, respondió: “La posibilidad existe. Estos virus no desaparecen, eso no pasará. Es muy contagioso. Aún si logramos un mejor control, el virus seguirá en algún lugar del planeta y volverá". Por ello, dijo que su enfoque es que para entonces haya más capacidad de análisis y acumular protecciones sanitarias, y un adecuado seguimiento de contactos de posibles contagios para prevenir que se convierta en un nuevo brote.


En ese sentido, indicó que los ensayos de remdesivir han tenido un “modesto efecto” sobre pacientes que ya están hospitalizados, por lo que no implica una seguridad para que el público pueda retomar la actividad plena.


“No sabemos todo sobre este virus y es mejor que tengamos mucho cuidado, sobre todo cuando se trata de niños”, dijo Fauci. “Creo que es mejor que tengamos cuidado (de) no ser arrogantes al pensar que los niños son completamente inmunes a los efectos deletéreos.”


Sobre los procesos para desarrollar una vacuna, recordó que en enero estimó que el proceso demoraría entre 12 y 18 meses, y celebró que los avances hayan sido veloces, con algunas próximas a las fases 2 y 3. “Si tenemos éxito, estará para fines de otoño y comienzos de invierno (cerca de fin de 2020)”, explicó, aunque aclaró que ello no implica que ya estén listas para su distribución, sino la certeza de que una fórmula segura y efectiva. Además, mencionó la posibilidad de que haya “múltiples estudios y múltiples posibilidades de tener éxito”.


No obstante, advirtió que acelerar estos procesos de investigación podría tener efectos negativos. “Debo alertar que existe la posibilidad de consecuencias negativas con ciertas vacunas, que podrían ampliar los efectos negativos de la infección”. Según explicó, las principales interrogantes son la eficacia y la duración de su protección frente al virus.


  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • YouTube