• Plan País Venezuela

Aumentan casos de productos chinos defectuosos para enfrentar el COVID-19 vendidos a países europeos


A medida que la pandemia se ha expandido por el viejo continente, algunos gobiernos han recurrido a China para conseguir productos sanitarios básicos que luego han tenido que desechar o devolver entre denuncias de problemas de fiabilidad.



A las mascarillas no efectivas contra el COVID-19 compradas por Holanda al país asiático y a los miles de kits de diagnóstico rápido que desecharon por inservibles España y República Checa se suma Turquía con pruebas rápidas que no son suficientemente precisas para el diagnostico de la enfermedad.


El lote ordenado era de unos 350.000, pero el gobierno turco señaló que primero les realizó pruebas antes de enviarlos a los servicios médicos.


Ates Kara, del equipo de respuesta al coronavirus en el Ministerio de Salud turco, explicó que Turquía es uno de los pocos países del mundo que produce sus propias pruebas de covid-19 las cuales pueden arrojar resultados confiables en seis horas. Las pruebas rápidas lo hacen en unos 15 minutos.


Pero el país tuvo que adquirir miles de kits luego de que la semana pasada envió a Estados Unidos medio millón de su propia producción, por lo que a medida que el virus se propagó, requirieron más.


"Nuestros números de prueba son bajos. Ciertamente no estábamos preparados. Los países que están listos deben tener altos números de prueba", dijo Sinan Adiyaman, presidente de la Asociación de Médicos de Turquía (TTB) a la agencia Reuters.

  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • YouTube